No hay más, las opciones se han reducido a mínimos. El Mallorca quiere apelar al "Sí se puede" y a un milagro complicado, prácticamente imposible, pero no descartable. Pero para ello sólo hay una opción y no puede pasar por la cabeza nada más que ganar y ganar, un empate nos deja virtualmente en Segunda(no hay que engañarse no habría opciones) y un descenso ya nos manda matemáticamente a la división de plata del fútbol español.

Hay novedades en la convocatoria bermellona vuelven a ella tras mucho tiempo Pereira y Luna, éste último con muchas posibilidades de volver a la titularidad. Mientras por otro lado caen Kevin- de forma quizás injusta- y Conceiçao. Probablemente se vuelva a salir con trivote para cerrar espacios detrás donde el Betis es muy peligroso entre líneas con los pases de Beñat y desmarques de Rubén Castro.

Por su parte el Betis llega jugándose disputar competiciones europeas la cual garantizaría en caso de ganar en la isla por lo que saldrán plenamente motivades, problema para el Mallorca. La parte positiva es que el Betis aunque es muy bueno arriba defensivamente tiene lagunas lo que le ha llevado a ser de los equipos de la Liga que más encaja.

Una palabra: Ganar. Dos finales: Esperanza o descenso.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada