Este fin de semana sin fútbol en la categoría de oro se ha saldado con una victoria del Mallorca B ante el Binissalem, otro equipo mallorquín que está en una situación crítica y prácticamente en descenso. Algo mejor están Constancia y Atlético Baleares, pero ninguno está para tirar cohetes porque el descenso les mira de cerca.

Y es que la tendencia bajista del fútbol semiprofesional balear tampoco se escapa del filial bermellón que se encuentra a 7 puntos de la permanencia directa y a 3 de la promoción para evitar el descenso. Los mallorquinistas aspirar a como mínimo poder luchar en la promoción por mantenerse en la categoría de bronce pero no será fácil. El segundo equipo del Mallorca está completando una temporada muy irregular y ciertamente pésima con un juego sin definir y con escasos resultados alcanzando largas rachas de penumbras(al igual que el primer equipo).

El problema más grave es que un Club como el Mallorca que pasa por una complicada situación económica no puede permitirse el descenso de su filial de quien se espera que pueda aportar jugadores en un futuro muy cercano que serían a coste cero y luego podrían beneficiar a las arcas bermellonas, pero un descenso se pagaría muy caro porque la diferencia entre 2ªB y la tercera balear es destacable y el posible paso de 3ª a 1ª sería tan descomunal como inviable. Por eso y más, el Mallorca B debe salvarse.

Foto: futbolbalear.es

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada