0
Foto:sportsdecanostra.com

La hasta ahora actual directiva del Mallorca dimitió ayer justo antes de una Junta donde el resto de peñas les iba a presionar y se hubieran tenido que marchar, sólo se adelantaron a los acontecimientos.

Lo hicieron atacando al Club, especialmente a Jaume Cladera y a Jordi Morey, responsable del área social, por según ellos la falta de apoyo, contradicciones, trabas que les han puesto, la manipulación con el tema del nuevo estadio del Lluís Sitjar, el regalo de invitaciones por parte del Club, etc.

Muchos mallorquinistas podrían estar de acuerdo en parte de estas razones, aunque la mayoría de peñas se hartaron y pidieron su dimisión ya que a pesar de existir estos posibles problemas la Federación con cumplió con su deber de unir al mallorquinismo sino que lo dividió.

Ayer se puso fin a la etapa de Rafel Martorell y compañía y ahora habrá que ver a quién eligen el resto de las peñas como representante de gran parte de los aficionados bermellones.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada